LOS INTERESES DE LOS IBICENCOS ESTÁN POR ENCIMA DE LA INCAPACIDAD DE ARMENGOL Y VICENT TORRES

LOS INTERESES DE LOS IBICENCOS ESTÁN POR ENCIMA DE LA INCAPACIDAD DE ARMENGOL Y VICENT TORRES

Trabajaremos para que la incapacidad de gestión de los socialistas no suponga la repercusión en tarifa del sobrecoste de la desaladora de Santa Eulària

 

Tras un año y medio en que la única acción directa de los socialistas en el Consell de Eivissa ha sido una encuesta y la compra de una escultura, no extraña a nadie que ante la reclamación de los sobrecostes de la desaladora de Santa Eulalia al Govern Balear la respuesta haya sido nuevamente que la culpa es de todos los demás.

Es el proceder habitual de los socialistas, derivar las responsabilidades hacia todos los demás buscando excusas ante su incapacidad de gestión. Si los Tribunales declaran nulo el BIC de Ses Feixes, la culpa es de los demás; si el Tribunal Supremo tumba el PGOU de Ibiza es por culpa de los propietarios; si se declaran judicialmente sobrecostes que beneficiaban a las concesionarias de las carreteras de Ibiza, montamos una comisión para echar la culpa al Partido Popular; si el socio nacionalista mallorquín de los socialistas -Biel Barceló- quiere legalizar los pisos turísticos ilegales, la culpa es de la LAU y si el Tribunal contencioso administrativo declara la desviación de poder en la actuación del alcalde de Sant Antoni, los socialistas se enfadan y se indignan contra todo el mundo.

Y hoy nuevamente, si todos los ciudadanos descubren que lo que nos habían contado respecto de su negociación con el gobierno central y la asunción de los sobrecostes de la desaladora de Santa Eulària está en entredicho, nos echan las culpas de su incompetencia a todos los demás.

Es necesario recordar que los sobrecostes en la obra de la desaladora se origina por un modificado del proyecto aprobado por el Gobierno Central entre 2009 y 2010 y las reiteradas suspensiones de obras que hicieron que una obra a realizar en 24 meses se demorara a 92 meses y que finalizaron en 2011.

Del mismo modo es preciso señalar que los convenios firmados entre CAIB y Gobierno recogían la cláusula según la cual el gobierno autonómico aseguraba la plena indemnidad a la administración del Estado ante cualquier reclamación del concesionario y que el Consejo de Estado en su informe para la resolución del contrato al dar su aquiescencia señala la posibilidad de repetir los costes a la Administración autonómica.

Es por ello que el Gobierno Balear del Partido Popular no aceptó la entrega mientras el Estado no aceptara asumir los sobrecostes originados. El Estado resolvió el contrato con el concesionario y pagó la totalidad de la obra en diciembre 2015 y correspondía a los socialistas y sus socios negociar la entrega de la infraestructura cuidándose de que los ciudadanos de Baleares no tuvieran que soportar en tarifa los sobrecostes de la obra.

Parece ser que esto último no lo han conseguido como nos hicieron creer en marzo de este año y ante ello lo que cabe exigir a los responsables públicos autonómicos es menos fotos y un trabajo mayor para conseguir que los mencionados sobrecostes de la obra no tengan que pagarlos directamente los ibicencos.

En la medida en que nos importa más el hecho de que los ciudadanos no se vean perjudicados por la incompetencia de las actuaciones del Govern Balear y sus correligionarios de la Federación Socialista de Ibiza, nosotros vamos a trabajar por evitar que los sobrecostes pagados se repercutan en la tarifa del agua desalada a pagar por los ibicencos, sabiendo que la responsabilidad de la negociación entre administraciones corresponde enteramente al Govern Balear.

Següent entrada:
Entrada anterior
Coneix més sobre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *