El PP denuncia los incrementos de la nueva fiscalidad del Gobierno Sánchez que grava la transmisión de bienes procedentes de pactos sucesorios

El PP denuncia los incrementos de la nueva fiscalidad del Gobierno Sánchez que grava la transmisión de bienes procedentes de pactos sucesorios

7, noviembre, 2020

El Partido Popular de Ibiza, a través del senador José Vicente Marí Bosó y el diputado Miquel Jerez, ha alertado sobre la nueva fiscalidad que pretende aprobar el Gobierno  a través de un proyecto de ley para la prevención y lucha contra el fraude y modificación de diversas normas tributarias que afectaría a los transmitentes de bienes adquiridos a través del pacto sucesorio. 

“Esta ley trata a todos los que han suscrito un pacto sucesorio de potenciales defraudadores y va en contra de la esencia misma de una figura tan arraigada a nuestro ordenamiento jurídico”. Así lo ha explicado Miquel Jerez, quien ha recordado que el pacto sucesorio es una figura de profundo arraigo en Balears que recibe un tratamiento fiscal que permite transmitir los bienes futuros de la herencia, pudiendo adelantarlos para ser entregados en vida a cónyuges, descendientes, ascendientes, etc. De esta manera, según la fiscalidad vigente, los bienes se pueden donar por su valor real actual sin tributación en el IRPF por la posible ganancia patrimonial si dicho valor es superior al de adquisición, liquidando el adquirente un 1% (hasta 700.000 euros) en el Impuesto de Sucesiones entre familiares directos y permitiendo, en su caso, la venta posterior de los bienes por el mismo valor y sin ganancia alguna en el IRPF. 

“Esta figura la emplean muchos padres para que sus hijos disfruten de los bienes y tengan una cobertura patrimonial en caso de verse necesitados y tener que vender en cualquier momento de su vida. Si se aprueba la ley como está, a los hijos se les condena a no vender mientras sus padres sigan con vida. Es lamentable el desconocimiento del gobierno de nuestras figuras propias de derecho civil y su necesario tratamiento fiscal favorable para que pervivan”, ha añadido Miguel Jerez. 

Por su parte, Marí Bosó ha asegurado que “con esta ley se confirma que la única intención del Gobierno es recaudatoria y no tiene en cuenta que está perpetrando una agresión en toda regla a las expectativas de muchas familias en tiempos muy duros. Una cosa es luchar contra el fraude y otra es, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, meter un hachazo fiscal de este calibre a la fiscalidad de los Pactos Sucesorios”. 

En primer lugar se prevé la modificación del artículo 36 de la Ley del IRPF para que cualquier persona que venda un bien que haya adquirido con un pacto sucesorio, si quien transmite el bien lo hace antes del fallecimiento del donante, entonces para calcular la ganancia o pérdida en IRPF deberá tomar la misma fecha y valor de adquisición que tenía el donante, y eso aunque el pacto sucesorio se haya formalizado muchos años antes, incluso antes de la entrada en vigor de la modificación del IRPF.    

En segundo lugar, si como parece ser intención y prioridad del actual Gobierno la Ley se aprueba y entra en vigor a finales del 2020, la modificación en IRPF proyectada en relación con los pactos sucesorios podría tener un doble efecto retroactivo pues afectaría a transmisiones formalizadas a lo largo del año 2020 pero antes de su entrada en vigor, y porque podría afectaría incluso a pactos efectuados en años anteriores que posiblemente no se hubieran efectuado de saber los adquirentes que su valor de adquisición no se tendría en cuenta para una futura transmisión.

“Las consecuencias de la retroactividad de la norma provocará una inseguridad jurídica enorme y un acelerado descenso en el otorgamiento de pactos sucesorios, a la vez de reducir el tráfico inmobiliario y suponer un efecto recaudatorio inverso”, ha concluido el senador.

Següent entrada:
Entrada anterior
Coneix més sobre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *